Algunos tips para escoger el Ramo de Novia

Uno de los detalles más importantes del día de tu boda es el Ramo. Qué especie elegir y como componerlo puede resultar clave para lucir espléndida en este día.
No sólo debes tener en cuenta tus gustos florales, entre otras variables hay que recordar la altura, el vestido, la estación del año, etc. 

¿Por qué es importante el Ramo?

* Lo vas a traer toda la ceremonia así que debe ser comodo

* Es lo primero que ven los invitados cuando entras a la ceremonia porque está justo enfrente de ti

* Aparece en todas las fotografías

* Al igual que el vestido, las flores que te acompañen marcarán tu estilo y tu imagen

Ahora bien, ya que no hay dos novias iguales, los ramos deben adecuarse a las características fisiológicas y de personalidad de cada chica.

Si eres alta, puedes lucir un ramo con cascada, voluminoso; pero siempre proporcional a ti. En cambio, si eres una mujer de menor estatura te recomendamos que lleves algo que no te vaya a tapar demasiado.

En cuanto a tu tono de piel, color de ojos, y color de cabello, existen quienes piensan que las morenas deben elegir tonos más vivos, las rubias tonos pasteles, y las pelirrojas tonos calidos como el naranja, sin embargo nosotros creemos que los colores deben estar ligados a la personalidad de la novia. Una novia extrovertida puede arriesgarse con colores más fuertes y formas extravagantes, y una novia tímida se sentirá más cómoda con un bouquet tradicional y pequeño.

¿y en cuanto a la ceremonia?

* Si haz organizado una boda clásica las mejores flores que te pueden acompañar son las rosas. Acertarás si además eliges colores suaves o tonalidades pastel: rosa, amarillos beiges o champagne. Puedes incorporar un toque de verde que le dará delicadeza

* Para una boda romántica, la mejor composición será formada por las distintas variedades de Lilis y orquideas blancas o en presupuestos más apretados rosas blancas, licianthus y helechos.

Otra opción que está muy en auge en estos momentos es componer ramos de forma que parezca que se trata de florecillas recién recogidas del campo; un toque, que en cualquier modelo de ramo, se acentúa con hiedras o cualquier variedad de enredaderas.

 ¿En qué estación me caso?

Esto es muy importante ya que muchos ejemplares no se encuentran disponibles todo el año, o  tal vez si los encontremos pero la calidad del botón no es el que desamos. Cómo por ejemplo los tulipanes, que en una estación los botones son pequeños y mayormente pálidos y en otra son botones grandes y coloridos. Una de las flores más usada es la Lili podrás encontrarlo a lo largo de todo el año y es la flor más frecuente en centros de mesa y ramos de novia especialmente por su variedad de colores.  

 En Invierno  las mejores opciones serán: miniorquideas, lirios, narcisos…

 La Primavera es la estación de las rosas, el tulipán, la violeta, la azucena…  

 En Verano , nuevamente la rosa, jazmin, girasol, hortensia, nardo…

En Otoño, las rosas en colores más opacos o terrosos (marrón, rojo, terracota, etc), alcatraces cala, ipericum 

más información: 

http://www.wedding-flowers-and-reception-ideas.com/index.html   

 http://www.for-my-daughters-wedding.com/bridalbouquets.html

  

 

Leave a comment »

Al Cambio de Estación…

Las Cuatro Estaciones (Italiano: Le quattro stagioni) es un conjunto de cuatro conciertos para violín escriyos por Antonio Vivaldi en 1723. Éste es el trabajo más conocido del compositor y es una de las más populares piezas de la música barroca. La textura de cada concierto es variada, cada una rememora a su respectiva estación.Por ejemplo, “Invierno”  tienen notas en picada(stacatto)  de las cuerdas altas, que nos hace recordar una graniada, de igual manera en “Verano” se evoca a la tormenta en sus últimos movimientos

Los cuatro conciertos fueron escritos para ir junto con cuatro sonetos. Aunque no se sabe quien escribió estos sonetos hay una teoría de que Vivaldi escribió él mismo. Haremos énfasis en “Verano” dándole una bienvenida adelantada a la estación que se nos aproxima…

L’Estate

Allegro non molto – Allegro
Sotto dura Staggion dal Sole accesa
Langue l’ huom, langue ‘l gregge, ed arde il Pino;
Scioglie il Cucco la Voce, e tosto intesa
Canta la Tortorella e ‘l gardelino.
Zeffiro dolce Spira, mà contesa
Muove Borea improviso al Suo vicino;
E piange il Pastorel, perche sospesa
Teme fiera borasca, e ‘l suo destino;

Adagio e piano – Presto e forte
Toglie alle membra lasse il Suo riposo
Il timore de’ Lampi, e tuoni fieri
E de mosche, e mossoni il Stuol furioso!

Presto
Ah che pur troppo i Suo timor Son veri
Tuona e fulmina il Ciel e grandioso
Tronca il capo alle Spiche e a’ grani alteri

Verano (Concierto nº 2 en Sol menor, RV. 315)

Primer movimiento: Allegro non molto

Una lenta introducción describe el intenso calor del verano, de nuevo oímos el canto de las aves en el súbito allegro, el cú-cú en figuras de dobles corcheas por el violín solista, después la tórtola el jilguero cuyos cantos son arrebatados por un fuerte viento y el llanto del pastor por miedo a la tormenta. Con huracanados vientos descritos por dobles corcheas en toda la cuerda finaliza el movimiento.
Segundo movimiento: Adagio-Presto-Adagio

El temor del pastor aún no se disipa, el solo de violín es interrumpido por los truenos que anuncian la tormenta.
Tercer movimiento: Presto

Gran cantidad de insectos voladores revolotean huyendo de la tormenta, los rayos iluminan el cielo ambiente pleno de tempestad, descripción llena de virtuosismo por el solista.

Leave a comment »

Popurrí de Flores Secas

popurri Para perfumar la casa no hace falta usar ambientadores artificiales. Los caseros son muy fáciles de hacer y, resultan mucho más decorativos. Su composición basada en una mezcla de pétalos de flores y hojas de plantas aromáticas secas, que puedes recoger en cuencos de porcelana o sacos de tela.

Su origen se remonta a las antiguas civilizaciones griega y romana, donde los empleaban para refrescar el ambiente. En la edad Media ganaron muchos adeptos utilizando plantas como la lavanda, el romero, la salvia y los lirios para encubrir los malos olores y ahuyentar las plagas. Ten en cuenta que para hacer un popurrí aromático y colorido, es necesario hacer una buena selección de pétalos y hojas de plantas adecuadas, como caléndulas, rosas, albahaca, lavanda… Hoy en día, además de como elemento decorativo, se emplea cada vez más como ambientador natural.

Existen dos tipos de popurrí: seco y húmedo. En esta ocasión te enseñaremos la receta básica para conseguir el mejor popurrí seco en casa. Elaborar el fijador casero El único aditivo que se utiliza en la composición de un popurrí es un fijador, para que el aroma se mantenga más tiempo.

La receta básica para elaborar un fijador casero es la siguiente:

  • 25 gr. de polvo de raíz de lirio.
  • 25 gr. de benjuí (benzoína).
  • Espiga de nardo o canela.
  • 30 gotas de aceites aromáticos (de rosa, geranio, naranja, etc.).

Se mezclan los fijadores pulverizados con los aceites esenciales, y así se consigue un fijador que se puede utilizar con cualquier mezcla.

El popurrí seco paso a paso

Aunque las mezclas de un popurrí seco son menos aromáticas que las de uno húmedo, su preparación es muy rápida y sencilla, y respeta perfectamente el color de los ingredientes. Para realizarlo, debes llevar a cabo los siguientes pasos:

  1. Mezcla los pétalos secos de varias clases de flores y hierbas.
  2. Añadir un fijador; por ejemplo, hecho a base de raíz de flor de lirio. La dosis más conveniente es de unos 30 gr. por cada ocho puñados de flores.
  3. Guarda la mezcla de cuatro a seis semanas, sacudiendo el frasco de vez en cuando, para que los aromas se entremezclen bien. Al cabo de este tiempo, se puede transferir el contenido a un cuenco grande, para aromatizar una habitación.

Esta mezcla puede servir de base para realizar otros popurrís

Tomado de http://www.plantasyhogar.com

Leave a comment »

Narcisos

En la mitología griega, Narciso (en griego Νάρκισσος) era un joven conocido por su gran belleza. Acerca de su mito perduran varias versiones, entre las que se cuenta la de Ovidio, que fue el primero en combinar las historias de Eco y Narciso, y relacionarlas con la anterior historia del vidente-ciego Tiresias.

Según esta última, tanto doncellas como muchachos se enamoraban de Narciso a causa de su hermosura, mas él rechazaba sus insinuaciones. Entre las jóvenes heridas por su amor estaba la ninfa Eco, quien había disgustado a Hera y por ello ésta le había condenado a repetir las últimas palabras de aquello que se le dijera. Eco fue, por tanto, incapaz de hablarle a Narciso de su amor, pero un día, cuando él estaba caminando por el bosque, acabó apartándose de sus compañeros. Cuando él preguntó «¿Hay alguien aquí?», Eco contenta respondió: «Aquí, aquí». Incapaz de verla oculta entre los árboles, Narciso le gritó: «¡Ven!». Después de responder: «Ven, ven», Eco salió de entre los árboles con los brazos abiertos. Narciso cruelmente se negó a aceptar su amor, por lo que la ninfa, desolada, se ocultó en una cueva y allí se consumió hasta que solo quedó su voz. Para castigar a Narciso, Némesis, la diosa de la venganza, hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente. En una contemplación absorta, incapaz de apartarse de su imagen y de profanar la quietud del agua, por miedo a que la visión desaparezca, acabó arrojándose a las aguas. En el sitio donde su cuerpo había caído, creció una hermosa flor, que hizo honor al nombre y la memoria de Narciso.

Narciso

Leave a comment »

Los Girasoles

Los girasoles es una serie de cuadros al óleo realizados por el pintor holandés Vincent van Gogh. De la serie hay tres cuadros similares con quince girasoles en un jarrón, y dos con doce girasoles, también en un jarrón. Van Gogh pintó el primer Jarrón con doce girasoles -que se encuentra actualmente en el Museo Neue Pinakothek de Múnich- y el primer Jarrón con quince girasoles -que se encuentra en la National Gallery, Londres-, en agosto de 1888, cuando vivía en Arlés, en el sur de Francia. Las siguientes pinturas similares las pintó en enero del año siguiente. Las pinturas están todas pintadas en lienzos de cerca de 93 × 72 cm.

Van Gogh empezó a pintar a finales de verano de 1888 y continuó durante el año siguiente. Su casa en Arles tenía la fachada pintada de amarillo; eso, junto con el ardiente sol mediterráneo del sur de Francia, le inspiraron para elaborar esta serie. Uno de los cuadros fue a decorar la habitación de su amigo Paul Gauguin. Las pinturas muestran girasoles en todas las etapas de su vida, desde plenamente en flor hasta que se marchitan.

Las pinturas fueron innovadoras en el uso de todo el espectro del color amarillo, que Van Gogh emplea en una gama cromática conjunta con naranjas, ocres, marrones, beiges, etc. El color está aplicado con pinceladas fuertes, agresivas, en pequeños toques salteados, destacando la plasticidad de la pintura, que crea un fino relieve en la tela, para dar volumen a los girasoles. Para resaltar el amarillo y el naranja, emplea verde y azul cielo en los contornos, creando un efecto de suave intensidad lumínica.

En marzo de 1987 obtuvo resonancia mundial la noticia de la compra de un Jarrón con quince girasoles por el magnate japonés Yasuo Goto en una subasta en Christie’s de Londres, pagando 39.921.750 dólares. La pintura reside en la actualidad en el Seiji Togo Yasuda Memorial Museum of Modern Art de Tokyo. Después de la compra se planteó una controversia sobre si se trataba de una auténtica obra de Van Gogh o una falsificación de Emile Schuffenecker.

Extraído de: Wikipedia

Leave a comment »

Flores en el jarrón…

El cuidado de una flor no es cualquier cosa y si decidimos llevar flores para acomodar a nuestro gusto o en un florero que ya teníamos es importante tener en cuenta algunos detalles . Tendremos que tener cuidado con el tallo de la flor ya que por ahí será por donde reciba los nutrientes que necesite para mantenerse sana durante más tiempo. Lógicamente, por el tallo, la flor se alimenta con mayores dificultades que cuando estaba en la planta, por eso, debemos intentar facilitarle la labor.

Como la flor ha perdido las hojas y las raíces de la planta, ya no tiene ningún modo de obtener el oxígeno que necesita para vivir. Puestas en agua, las flores son capaces de sustentarse a partir del oxígeno que está disuelto en el agua y que absorben a través del tallo.

Poner una aspirina disuelta en el agua también ayuda a su conservación, aunque también se pueden incorporar productos especiales de jardinería que sirven para matar las bacterias que pueden desarrollarse en el agua y que acelerar la putrefacción de la flor. Asimismo no podemos olvidar retirar los restos de flores marchitas o las hojas pasadas, ya que al caer en el agua se pueden pudrir y activar el proceso de descomposición de la flor.T.C. Chiu

Otro factor fundamental es el jarrón: cualquiera que sea el recipiente, tiene que tener agua suficiente para todas las flores y que llegue bien la luz a cada una de ellas. Es decir, que la cantidad de flores tiene que ser proporcional al volumen del jarrón, sin apelotonar los ejemplares.

Por último, no debemos olvidar que es muy importante tener en cuenta la habitación donde colocaremos el búcaro con las flores. Los ambientes secos, con corrientes de aire o donde da el sol directamente a las flores contribuyen a resecar antes los tejidos y a que envejezcan más rápidamente.

Extraído de http://www.plantasyhogar.com

Leave a comment »

El Lenguaje de las Flores

Una flor es el instrumento que afina al amor, sus colores impactan al nervio óptico y su fragancia penetra en el cerebro hasta ser casi un sabor, la suavidad de sus pétalos aviva el latido que hasta entonces oímos retumbar en nuestro interior con alegría. Es por esto, y otras razones, que las plantas, desde hierbas a flores han sido siempre usados como símbolo de belleza, amor, como una hermosa decoración o como remedio de dolencias. Incluso Jesús exaltó su belleza y su sencillez al invitarnos a considerar los lirios del campo. En tiempos medievales se les consideraba mágicas y es durante el reinado de Victoria de Inglaterra que las flores tomaron un nuevo significado cuando su aroma o presencia hasta en un pañuelo transportaba un mensaje. En un tiempo en el que cuando los estándares restringían la conversación, fueron las flores quienes se atrevieron a decir lo que la gente no podía. Este era el lenguaje de las flores, conocido también como floriografía. Se dice que fue el rey Carlos II de Inglaterra el que trajo dicho arte recopilando fuentes desde Suecia a Persia, en el s. XVII. Posiblemente tomando también cómo fuente el lenguaje floral de Japón, el arte del Hanakotoba. También se le reconoce a Seigneur Aubry de la Mottraye y Lady Mary Wortley Montagu, quienes visitaron las cortes de Carlos XII de Suecia exiliado en Turquía y las narraciones que describen su estilo de vida, incluyendo el lenguaje de los objetos ( llamado Selam), fueron traducidos y publicados en 1763. Ellos asignaron significados a cada flor, no por alguna referencia en imagen o esencia sino por un ejercicio nemotécnico. Por ejemplo, la palabra Armonde que significa “Pera” rima con la palabra Omonde cuyo significado es “Esperanza” creando entonces la frase Armonde Wer banna bir omonde “Pera para que no desespere” Pero el lenguaje de las flores va más allá de lo que podría significar, y es que las flores se, cargan de la energía de quien nos las envía. Irradian gratitud, júbilo, ilusión, triunfo, esperanza, éxito, perdón, y amor. Ya sea entre amigos, hermanos, familia, compañeros, cualquier persona recibe con alegría una flor, que a pesar de su efímera existencia fulguran con su perfume las evocaciones de un momento feliz a lo largo de nuestras vidas. Cualquier momento es el ideal para regalar nuestros sentimientos, incluso cuando se cree que no hay razón para regalar. Aun cuando no haya que decir, cuando piense que no existen palabras que describan lo que siente, ese es el mejor momento para hablar, y por qué no, Dígalo con Flores.

Leave a comment »